Waldo

Waldo decide tomarse un descanso tumbado en la fresca hierva, Su postura pensativa hace pensar que esta tramando algo. ¿Estará Waldo pensando como cansar a la juguetona e inquieta Purpurina?

Waldo, Purpurina, Andy, Pipo

A purpurina se le acaban las fuerzas de tanto correr…
Waldo acorta distancia con sus grandes patas y la fuerza de sus alas.
¡Ya casi te pillo Purpurina!
Le dice Waldo.
Mientras Andy se destornilla de la risa tirada en el campo, no entiende como purpurina, una tortuga lenta, puede retar a las grandes fuerzas del dragón Waldo.
Pipo mira perplejo algo que le resulta tan raro…
¿Una tortuga corre más que un dinosaurio?

PuriCC.

Anara y el dragón Kappa

Hay una ola de misterios alrededor de este pequeño ser, esto se debe a que tienen la costumbre desafiar a los humanos y devorarlos si los vencen. Los Kappa son seres sumamente duales ya que se cuenta que, si un humano se ganaba su respeto, este lo ayudaba grandemente.

Margarita & Piolina

Margarita era una niña, a la que le gustaba vivir en el campo

Sus padres tenían una granja y ella pasaba los veranos en el campo con ellos.

Margarita jugaba y hablaba con los animales, se divertía mucho…

Su mejor amiga es una pollita que se llama Piolina. Iban juntas a todas partes, excepto cuando se iba a dormir por la noche a su habitación, porque sus papás no la dejaban.

Por la mañana, al levantarse, lo primero que hacía era ir ver a Piolina y los demás animalitos. Les daba los buenos días y volvía a la casa a desayunar.

Su mamá le dejaba siempre el desayuno sobre la mesa, porque le daba miedo que se quemara, ellos madrugaban mucho para atender la granja y a Margarita le gustaba dormir 🛏, porque al empezar la escuela 🏫 tenía que despertarse tempranito.

Aquella mañana desayuno y se fue buscar a Piolina, quería ir buscar uvas a la viña.

Era época de vendimia y sus padres y los demás trabajadores de la granja estaban en los viñedos recogiendo la uva 🍇 que ya estaba madura.

Margarita y Piolina cogieron en la casa pan 🥖 queso 🧀 y agua 💧.

Recorriendo el camino hasta el viñedo, iban hablando las dos muy contentas de estar juntas y poder ayudar a quienes cuidaban siempre de ellas.

Sus padres se pusieron muy contentos de verlas llegar con las viandas, eso les ayudaría a coger fuerzas para seguir trabajando.

Margarita y Piolina les pidieron unos racimos para comerse ellas dos y sus amiguitos, los puso en su cesta 🧺 y regresaron a la granja. Se sentaron a la sombra de los árboles, llamaron a todos los animalitos que les rodean y se comieron las uvas 🍇 que estaban exquisitas.

Margarita y Piolina pasaron un día muy feliz juntas, acercándose la hora de dormir 😴 se despidieron y las dos quedaron para el día siguiente planear otra salida hasta el arroyo, que en verano está muy bonito, y así tomarse un baño 🛁 bien fresquito.

Puri Cid.