Waldo, Purpurina, Andy, Pipo

A purpurina se le acaban las fuerzas de tanto correr…
Waldo acorta distancia con sus grandes patas y la fuerza de sus alas.
¡Ya casi te pillo Purpurina!
Le dice Waldo.
Mientras Andy se destornilla de la risa tirada en el campo, no entiende como purpurina, una tortuga lenta, puede retar a las grandes fuerzas del dragón Waldo.
Pipo mira perplejo algo que le resulta tan raro…
¿Una tortuga corre más que un dinosaurio?

PuriCC.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .